La GGT, que son las siglas de la Gamma Glutamil Transpeptidasa, es una enzima con funciones especiales en las células del hígado.

Mediante un examen de laboratorio se puede detectar problemas en el hígado u otras partes del cuerpo, como el corazón.

Cuando algún órgano del cuerpo se daña la GGT se puede filtrar al torrente sanguíneo. Por ello es importante medir los niveles de GGT sobre todo en los pacientes en los que hay sospechas de una anomalía hepática.

¿Cuáles son los valores normales de GGT?

Los valores normales de de esta enzima en nuestro cuerpo oscila entre los 0 y 51 unidades por litro. Este valor de referencia puede variar de un laboratorio a otro por eso en la prueba de sangre se concreta los niveles sobre los que debe rondar la GGT.

Si los niveles de la enzima se encuentran muy altos pueden existir distintos motivos. El principal y lo más seguro es que la persona padecerá de un problema hepático o algún otro tipo de enfermedad vinculada con el hígado.

GGT alta

la causa principal es problema hepático

¿Cómo se hace el diagnóstico de GGT alto?

Para un diagnóstico de Gamma GT alto, generalmente basta con un análisis de sangre. Pero si los valores resultan altos serán necesarios otros estudios clínicos complementarios para poder tener un diagnóstico más certero de cuáles son los factores que lo producen.

Es importante destacar que antes de realizarse los exámenes para la detección de GGT la persona no debe ingerir alcohol, ni tomar fármacos ni estar expuesto a tóxicos industriales ya que los resultados podrán alterarse de manera notable.

Se recomienda la interrupción del consumo o contacto con este tipo de sustancias, con varias semanas de antelación, para así obtener un diagnóstico más preciso.

¿Cuáles son los factores que aumentan la GGT?

Los principales factores que pueden aumentar la GGT son los siguientes:

Consumo de alcohol: tras una copiosa toma de alcohol los valores se pueden elevar de forma significativa y pueden durar elevados por algunas semanas. Los que toman también alcohol con frecuencia pueden presentar niveles elevados de la enzima tenga o no un daño hepático ya establecido.

Una enfermedad hepática crónica: si el paciente padece de cirrosis, posee tumores o degeneración grasa. En estos casos no solo se incrementará de manera notable la GGT sino que también otras enzimas.

Enfermedad hepática aguda: cuando exista una hepatitis aguda o de otro tipo, también se elevará la GGT y otras enzimas. Es similar al caso anterior.

Diabetes: el aumento de la enzima GGT también se puede dar en pacientes que sufren de diabetes con la enfermedad poco controlada.

Algunos medicamentos: los más frecuentes son aquellos medicamentos que se emplean para combatir los lípidos altos.

 

GGT alta

el médico debe diagnosticar las causas

Enfermedades del páncreas: por ejemplo la llamada pancreatitis puede ser un factor que eleve la GGT.

Insuficiencia cardíaca: cuando el paciente padece de insuficiencia cardíaca congestiva también podría elevarse la enzima GGT.

Problemas pulmonares: si se padece de un porblema en los pulmones la GGT podrìa elevarse de manera notable.

La GGT es una enzima muy importante para nuestro cuerpo, que cumple su función en el hígado, y en otras partes del organismo. Los valores de GGT se pueden ver alterados por muchos motivos, en mayor medida por problemas dentro del hígado, por eso siempre es recomendable que un profesional médico determine las causas exactas y de un diagnóstico certero en cada caso.

Temas