La salud no es un juego, entonces debes saber de los elementos que, consumiéndolos, te van a otorgar buena salud. Por lo tanto, te conviene saber todos los beneficios de la sal marina. Esta sal aporta minerales que, de no tenerlos, podrías desarrollar problemas en tu organismo a corto, mediano y largo plazo. La sal marina se encuentra entre los elementos que debes agregar a tus comidas ya que aporta bienestar.

La sal marina es una muy buena alternativa a la sal común, ya que sus minerales se encuentran en pocas cantidades. Y, a la larga, no te van a causar problemas futuros. Si eres de las personas que cuida su salud, entonces te interesa este artículo. Te invitamos a que sigas leyendo sobre estas líneas.

¿Cómo se obtiene la sal marina?

Este tipo de sal se puede extraer de depósitos terrestres de poca profundidad llamadas salinas. En estos depósitos se acumula agua de mar, gracias a la evaporación, el agua de mar desaparece y queda la sal. Acto seguido, esta sal es transportada hacia las fábricas que se encargan de empaquetarlas y distribuirlas. Pero las salinas no son depósitos que se hacen en cualquier parte. Primero, deben estar cerca del mar para que el agua salada pueda llenar estos depósitos.

Estos lugares deben ser secos, es decir, en donde haya mucho sol y pocas lluvias. Además, el suelo en donde se deben excavar los depósitos debe ser impermeable. Puesto que el agua salada se puede filtrar y llegar a ríos y acuíferos subterráneos. En concreto, las salinas son los depósitos de donde se extrae la sal mediante la evaporación de agua de mar.

Los beneficios de la sal marina

Los beneficios de la sal marina

La sal marina robustece el sistema inmunológico

Este tipo de sal fomenta la producción de glóbulos blancos y otros anticuerpos que fortalecen las defensas de tu organismo. Si la consumes moderadamente, ayudará en la prevención de gripe y resfriados. Además de otras enfermedades producidas por virus.

Esta sal sirve como desintoxicante

Esta sal ayuda a la alcalinización de tu cuerpo, esto debido a que no ha sido expuesta a altas temperaturas. Los minerales que posee esta sal ayudan a desintoxicar tu organismo y a expulsar los elementos ácidos del mismo.

Sirve como elemento contra el asma

Si consumes esta sal, podrás combatir de la mejor manera las afecciones respiratorias, como el asma. Esto se debe a que la sal marina tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes. También ayuda a evitar la congestión de las vías respiratorias, es decir, también tiene propiedades expectorantes. La sal marina ayuda a las personas con dificultades respiratorias.

Previene enfermedades cardiovasculares

Si tomas una pequeña cucharada de sal marina mezclada con agua, podrás controlar el colesterol y la tensión alta. La sal no es recomendada para las personas que sufren hipertensión arterial. Pero la sal marina, en pequeñas cantidades no representa peligro alguno. Si la consumes regularmente y con moderación, podrás evitar derrames cerebrales. Así como también infartos y aterosclerosis.

Es muy buena para aliviar los dolores en los músculos

Al ser muy rica en magnesio y potasio, la sal marina ayuda a que tus músculos funcionen bien. Si después de realizar una actividad deportiva, o tuviste que hacer una actividad, la sal marina ayudará con tu recuperación. El consumo moderado de esta sal permitirá que alivies la tensión muscular y a estabilizar los electrolitos. Electrolitos que perdiste haciendo actividades físicas.

Los beneficios de la sal marina

Los beneficios de la sal marina

Sal marina contra la depresión

La sal marina detiene la producción de la hormona llamada cortisol, que es la hormona responsable del estrés. Además del estrés, incide en la ansiedad y la depresión. La sal marina promueve la producción de dos hormonas relacionadas con el bienestar, las cuales son: melatonina y serotonina.

Temas