Hablar de cómo la envidia afecta tu salud es un tema serio. Y no solo por las implicaciones que tiene sentir envidia de algo o de alguien, particularmente. En este sentido, sentir que tienes algún sentimiento de tristeza o emociones negativas por las posesiones de los demás. Es motivo de dolor hacia tu persona, por lo que estás dejando que otros condicionen tu vida. Ya sean objetos materiales, personas o emociones.

Si estás sintiendo envidia, quiere decir que no estás feliz, lo que se traduce en falta de empatía hacia los demás. Además, la envidia hace que no te sientas bien contigo mismo y con lo que te rodea. Así que, para evitar estos malos sentimientos y emociones tristes, sigue leyendo el presente artículo. Los efectos que tiene la envidia sobre tu cuerpo son devastadores.

La envidia afecta a tu salud

La envidia afecta a tu salud

Efectos que tiene la envidia sobre nuestro organismo

Uno de los síntomas más comunes cuando tienes estos sentimientos negativos producidos por la envidia, es el dolor de estómago. Además del dolor de estómago, podrías padecer de estreñimiento. Si no te controlas, este dolor se podría convertir en una úlcera gástrica. Además, cuando tienes estos pensamientos en tu cabeza, debilitas tu sistema inmunológico. Lo que te hará más propenso a sufrir infecciones de todo tipo.

Puedes tener fatiga crónica

El hecho de que siempre estés pensando en tener lo de los demás, puede generarte insomnio y trastornos de sueño. Además, las situaciones de estrés por envidiar pueden causar que segregues más cortisol y adrenalina. Aunado a todo lo anterior, te van a dar fuertes episodios de ansiedad, estudios han demostrado que los pensamientos envidiosos causan efectos negativos en tu cerebro. Por lo que tus capacidades cognitivas van mermando, al no poderte concentrar en tus propias cosas.

La envidia está asociada a la baja autoestima

Además de baja autoestima, la envidia es característica de un fenómeno psicológico conocido como complejo de inferioridad. La ambición sin control por poseer riquezas materiales o por ser exitoso, también es causante de sentimientos de envidia. Te amargas por lo bien que le va a otras personas y no te concentras en tu propia felicidad. Emocionalmente, esto te va destrozando por dentro y no te das cuenta.

Los conflictos con otras personas también son consecuencia de pensamientos envidiosos. Estar pendiente de los demás y descuidar lo tuyo te va a hacer odiar todo sin razón alguna. Vas a estar siempre en un trabajo que no te gusta y vas a estudiar algo que no te llena. Además, vas a estar con alguien que no te hace feliz. Por lo que, si envidias algo o a alguien, será mejor que te concentres en ti mismo y en lograr las cosas por tu cuenta.

Otras consecuencias de la envidia en tu organismo

Cuando sientas que la felicidad ajena te molesta, o deseas que a alguien le vaya mal, entonces sientes envidia. Las infecciones respiratorias serán recurrentes, debido a que tu sistema inmunológico se va a debilitar. Según estudios de algunas prestigiosas universidades, la envidia está asociada con el bruxismo. El bruxismo es lo que provoca que rechines los dientes, o que los apretes.

La envidia afecta a tu salud

La envidia afecta a tu salud

La ansiedad también es común en las personas que sufren de envidia

La ansiedad viene acompañada de síntomas, los cuales son: desconcentración, temblores incontrolables, fatiga crónica, mareos. Tu corazón también experimentará latidos rápidos y presentarás resequedad en la boca. Así que, como ya has leído, envidiar a las personas por lo que tienen, no te va a hacer bien. Jamás vas a sacar algo bueno de una situación así, debes enfocarte en tus puntos buenos y en las cualidades que tienes.

Acuérdate que detrás del éxito de las personas, hay por detrás historias de fracasos. No sabes qué batallas han peleado para llegar a donde estás. Y lo más importante, si las personas pueden lograr cosas, tú también puedes hacerlo. Pero solo lo harás si te concentras en ti mismo, no en los demás.

Temas