¿Qué son los eosinófilos? ¿Cuáles son las causas de los eosinófilos altos? Hoy conocerás todas las respuestas a estas preguntas. Las respuestas son importantes, ya que se deben tener en cuenta para conocer más respecto a nuestro cuerpo y organismo.

¿Qué son los eosinófilos?

Los eosinófilos son un tipo de células que ayudan a la defensa de la sangre que se produce en la médula ósea.

El objetivo de estas células es la defensa del organismo contra microorganismos extraños, esta acción es muy importante para la acción del sistema inmune.

Cuando se activan los eosinófilos se trasladan hacia el tejido afectado y secretan sustancias inflamatorias que ayudan a destruir el organismo extraño. A veces, los eosinófilos también pueden causar daño a los tejidos.

Se tiene conocimiento que principalmente ayudan a combatir los parásitos intestinales, pero su papel en nuestro sistema inmunológico es mucho más complejo.

Causas de eosinófilos altos

Causas de eosinófilos altos

Los niveles en la sangre de eosinófilos normalmente se elevan cuando existe una infección. Aparte de ser una señal de un sistema inmunitario débil, no hay beneficios para la salud de los altos niveles de eosinófilos en la sangre.

Cuando los niveles de eosinófilos son altos se llama eosinofilia. Dependiendo de qué tan altos sean los niveles en la sangre puede ser: Leve, moderada o grave.

La eosinofilia en la sangre o en los tejidos puede ser perjudicial, ya que los eosinófilos tienen gránulos que contienen moléculas tóxicas que están destinadas a matar patógenos.

Las moléculas tóxicas también pueden dañar el corazón, el cerebro, la piel, los intestinos o los pulmones cuando están presentes en grandes cantidades.

Causas de eosinófilos altos

Causas de eosinófilos altos

Causas de los eosinófilos altos

Las principales causas de eosinofilia altos son:

  • Las alergias: Los niveles de eosinófilos a menudo aumentan ligeramente.
  • Asma: Muchos eosinófilos pasan a los pulmones cuando hay moléculas que causan alergia. Su respuesta causa o aumenta los síntomas del asma.
  • Dermatitis atópica: Hay un número elevado de eosinófilos en los sitios de inflamación de la dermatitis atópica activa. Las moléculas secretadas por los eosinófilos se encuentran en la piel de los pacientes y contribuyen a causar lesiones en la piel e inflamación.
  • Sinusitis crónica: La enfermedad es similar al sama, pero la inflamación causada por los eosinófilos es más grave.
  • Eczema y otras enfermedades de la piel: Los niveles altos de eosinófilos se encuentran en lesiones cutáneas, dermatitis de contacto y eccema, pero no necesariamente en la sangre.
  • Enfermedades digestivas: Los niveles altos de eosinófilos debido a la alergia pueden causar inflamación de estómago, esófago o intestinos.
  • Fiebre del heno: Los eosinófilos también se encuentran en las secreciones nasales de pacientes con rinitis alérgica.
  • En varias enfermedades autoinmunes existen niveles de eosinófilos.
  • Los niveles altos de eosinófilos causados por infecciones. Las infecciones por lombrices intestinales causan una elevación en los niveles de eosinófilos.

Temas