Teflón, ¿tóxico para la salud? Seguramente, el material con el que están hechos la mayoría de los utensilios de cocina pareciese inseguro. O tal vez no, ante esta duda, aclararemos todo lo necesario para que puedas estar tranquilo. Este material sintético se ha usado desde mediados del siglo pasado y ha causado alguna que otra controversia por su uso. Sigue leyendo para que te enteres de todo.

Fabricación y componentes del teflón

En realidad, teflón en sí no es el componente químico en cuestión. Su nombre es “politetrafluoroetileno” o PTFE, fue descubierto a inicios del siglo 20, según dicen, por un accidente. Pero no fue hasta los años 70 del siglo pasado que empezaron a revestir las sartenes, ya que este compuesto funciona como antiadherente. Sin embargo, han sido muchos los estudios que avalan el uso de teflón en las sartenes.

Así mismo, hay estudios en su contra, por lo que el debate sigue abierto. Muchas veces, cuando se añaden componentes químicos en las cosas que usamos diariamente, se crea recelo y resistencia, a pesar de los estudios que avalan la aplicación de estos componentes químicos. El teflón, es un material que prácticamente es inerte, es decir, no reacciona con otras sustancias. Por esta razón, se comenzó a utilizar en sartenes y otros utensilios.

Teflón, ¿tóxico para la salud?

Teflón, ¿tóxico para la salud?

Clasificaciones a favor del teflón

Los estudios a favor del uso de teflón para los utensilios de cocina, han corroborado que esta sustancia no es dañina para los seres humanos. Entre los grupos de clasificación que tiene la IARC (Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer), suscrita a la Organización Mundial de la Salud. Ha hecho investigaciones y han puesto al teflón en el grupo de riesgo número 3.

En este grupo, también hay sustancias como: las ondas electromagnéticas, la sacarina, la cafeína o el paracetamol, acompañan al teflón. Lo que lo hace una sustancia no peligrosa para los seres humanos. Así pues, el mito que dice que el teflón es peligroso para las personas se viene desmontando.

En la fabricación del teflón lo acompaña otro químico

Este se conoce como el ácido perfluorooctanoico, o simplemente, PFOA. Para que no te pierdas por su nombre, su nombre común es simplemente C8. Este químico se utiliza para, como se ha dicho antes, la fabricación del teflón. Cuando se calienta en este proceso, la totalidad del C8 se elimina cuando se obtiene el teflón. Sin embargo, los estudios del IARC, han colocado al C8 como una sustancia que posiblemente sea cancerígena.

Inclusive, el C8 está asociado con el cáncer de riñón y el cáncer en los testículos. Son obstante, y en honor a la verdad, hay que aclarar algunos puntos con el C8. Si bien tiene esta clasificación, también la comparte con sustancias como la gasolina, los teléfonos móviles, el aloe vera y algunos talcos. Hay que decir también que el C8 está presente en nuestro organismo, pero en muy pocas cantidades.

Reacciones al contacto con el teflón

Cuando este material es calentado a más de 270 ºC, el vapor que emite puede causar algún tipo de fiebre. Además de provocar síntomas parecidos a los de la gripe. Esta fiebre es similar a la que ocurre cuando se está trabajando en la soldadura de metales. Pero no es dañina del todo ya que esta fiebre desaparece después de dos días. Por lo demás, solo queda decir que hay que investigar bien la procedencia de algunos materiales de uso diario.

Teflón, ¿tóxico para la salud?

Teflón, ¿tóxico para la salud?

Para evitar la aparición de mitos y de falsas investigaciones, solo queda informarse uno mismo, con instituciones que tengan mucha reputación, experiencia y sobre todo, credibilidad. Más aún, se debe saber todo acerca de algún material y sustancia que vamos a utilizar prácticamente toda la vida en nuestra casa.