Los síntomas de legionela son fundamentales conocerlos. Saber detectarla en el organismo y aprender a tratarlo, justamente porque es una enfermedad grave. Esta debe ser cuidada, y sobre todo atendida por un personal especializado. Justamente porque puede ir desde un síntoma sencillo hasta agravarse a tal punto que causa la muerte. Así que trataremos de ahondar y encontrar los datos necesarios para conocer a que se debe esta enfermedad. Reconocerla y como debemos tratarla. Continuemos leyendo!.

¿De qué se trata la legionela?

Esta es una enfermedad causada por una bacteria llamada Legionella pneumophila la cual presenta dos formas. Por una parte se presenta como una infección pulmonar. Y por otro lado se presenta como la llamada fiebre de Pontiac, la cual presenta una fiebre aguda. Por lo que la gravedad de la enfermedad es de cuidado,  en principio podemos encontrarla como una simple tos. Para luego formarse una neumonía que pudiese llegar a ser fatal. Causando una insuficiencia respiratoria, así como una deficiencia multiorgánica.

Esta es una enfermedad que puede ser  hallada y diagnosticada en cualquier parte del mundo. Es normal que esta enfermedad se contagie comúnmente a través del vapor de agua contaminado. Por ello, la bacteria se manifiesta en lugares realmente comunes, como las duchas o los aires acondicionados. Debes tener claro que la bacteria no se adquiere de persona a persona.

Síntomas de legionela

Síntomas de legionela

Síntomas de legionela iniciales y desencadenantes de  la enfermedad

Los síntomas de la enfermedad son como una gripe, dolor de cabeza, malestar general y dolores musculares. El periodo de incubación de esta es de aproximadamente unos diez días. Así mismo el individuo presenta inapetencia y mucho cansancio. Por lo que deseara estar en cama con abrigo, puede presentar una tos muy leve. Una parte de los individuos que se infectan con esta bacteria pueden llegar a toser con sangre.

Es importante realizar los exámenes adecuados para determinar si esta enfermedad se encuentra presente. Es común que realicen un examen en sangre en donde se determinen algún tipo de proteínas. Las cuales puedan establecer si se encuentra la bacteria alojada. Realizando igualmente un cultivo en la faringe o los pulmones se puede determinar.

Existen otros tipos de exámenes como la gasometría arterial, radiografía de tórax, o conteo en los glóbulos blancos. Así mismo, algunos especialistas recomendaran una prueba de función hepática. Y cultivos que identificaran el tipo de bacteria.

Maneras de tratar la Legionela

Es muy probable que el especialista administre antibióticos al comprobar que la enfermedad está alojada. El tiempo de duración del tratamiento será de dos semanas. El cual se podría prolongar hasta por tres semanas en aquellos casos que lo ameriten. Cuando se trata de la Fiebre de Pontiac, solo se alivian los Síntomas de legionela. No se amerita de la administración de antibióticos.

Justamente por ser una enfermedad que puede ser adquirida a través del vapor de agua es necesario tomar ciertas medidas. Se debe tener sumo cuidado con las piezas sanitarias usadas en casa. Como las duchas y los grifos, así como las bañeras en donde queda agua estancada. Aquellos adornos en casa en donde se dispone de agua para su funcionamiento, como las fuentes. Estas deben ser mantenidas con el fin de evitar la propagación de esta bacteria.

Síntomas de legionela

Síntomas de legionela

Las personas con mayores riesgos de adquirir la enfermedad, son personas mayores. Individuos con sistemas inmunitarios débiles. Personas con cáncer, insuficiencia renal, o hepática. Como personas con una enfermedad crónica pulmonar.  Es por ello que se debe tener en cuenta que si los síntomas antes mencionados persisten y continúan. Se debe asistir al especialista de inmediato. Evitando que la enfermedad se instale y se prolongue. Es importante destacar que la mortalidad no es alta en este tipo de enfermedad. Siempre y cuando se diagnostique y sea tratada.

Temas