Resulta difícil lidiar con enfermedades que sean producidas por el mismo organismo. Y que en ocasiones, dependen de un proceso de curación que está en manos del tiempo. Este es el caso de los eritemas pernio o mejor conocido como sabañones. Los sabañones, son una obstrucción de los capilares. Manifestada momentáneamente, como una dermatitis aguda que produce unas manchas y eflorescencias rojas, aplanadas de exudación serosa y se presenta más en hombres que en mujeres. Algunas personas tienen una sudoración en los pies y manos que les hace ser propensos a padecer este tipo de enfermedades o aflicciones. Además, esta enfermedad incómoda suele ser dolorosa porque se puede convertir en una infección delicada si no se toman los cuidados preventivos. A continuación, te contamos sobre los sabañones, causas y síntomas.

¿Quiénes pueden ser propensos a padecer de sabañones?

Algunas personas tienen un organismo sensible o propenso a padecimientos de sabañones. Bien sea por la sudoración excesiva, mala circulación sanguínea o diabetes. En personas mayores cuyas condiciones físicas sean de tipo riesgosa como: alcohólicos, fumadores o con sobrepeso. De manera contraria, las personas carentes de peso también son propensas a padecer de este problema. También, ocurre en personas cuyos cuerpos son difíciles para soportar los cambios climáticos, es decir que, las zonas donde hay mayor humedad son de alto riesgo para contraer sabañones, a mayor humedad, se incrementa el riesgo.

fumador

Los fumadores, son más propensos a sufrir de sabañones.

Causas y síntomas

La causa principal de este tipo de afección, son los climas fríos y secos. Ya que, generan unas reacciones anormales en algunos organismos. Esto ocurre, debido al calentamiento repentino y veloz después de haber estado en el frío. Lo que es igual a no exponerse del calor al frío puesto que los tejidos de la piel expanden y los vasos sanguíneos generan inflamación, enrojecimiento e infecciones severas de tipo dermatológicas. Los síntomas son muy claros y desagradables, además de dolorosos. Entre ellos encontramos: la prurito en la piel de los pies o manos, ardor, dolor fuerte, úlceras en la piel y cambio de color de rojo a morado.

clima frío

Con la llegada del frío, aumenta la probabilidad de sufrir de sabañones

Prevención y tratamiento

Existen formas de prevenir este tipo de enfermedades, pero es importante comprender que debe ser permanente el cuidado y atención para evitar que aparezca. Utilizar calzados apropiados y secos y evitar los climas fríos o cambios de temperaturas repentinas. Además, no cubrirse manos y pies con materiales que generen humedad o sudoración por frío.

calzado

Utilizar un calzado acorde al invierno, previene los sabañones.

Asimismo, mantén los espacio del hogar con humificadores de esta manera se controlará la aparición de los sabañones. Es importante que se comprenda que al igual que el asma, los sabañones no se curan sino que se controla su aparición. Sin embargo, los médicos recomiendan algunos ungüentos. Es decir, las aplicaciones tópicas de corticosteroides mitigan el dolor, el picor y la hinchazón de la piel. No obstante, hay que estar atentos a la duración para que no se convierta en una infección severa.

Temas