Descubre que es la resiliencia y como esta pueda cambiar significativamente el estilo de vida de una persona desde el primer momento en el que se pone en práctica.

Que es la resiliencia

Cuando se habla de resiliencia se hace referencia a la capacidad de una persona para aprender a lidiar con diferentes situaciones de la vida. A la facilidad de recuperación en circunstancias poco favorables y en general. Se refiere a la habilidad de una persona para mantener la calma y no dejar que la presión y el estrés tomen control sobre su vida.

La resiliencia puede ayudarnos

Se sabe que las personas resilientes suelen tener una perspectiva positiva sobre la vida y a lidiar con problemas estresantes de forma más efectiva y sencilla que otras personas. Investigaciones realizadas por expertos sugieren que la resiliencia suele venir de forma natural en un individuo. Aunque, tras seguir algunos parámetros, es algo que se puede aprender.

Si eres capaz de recuperarte rápidamente de situaciones difíciles, significa que eres una persona resiliente. Es decir una persona flexible, capaz de levantarse cuando la vida le derrumba para seguir adelante, haciéndote más fuerte con cada desafío de la vida.

Cuando se pierde a un ser querido, la resiliencia juega un papel importante para la recuperación, la forma en la que se ve la vida y la fuerza que se tome para poder continuar con la vida a pesar del dolor son parte de lo que forma la resiliencia.

Factores que influyen en la resiliencia

Las personas que suelen cultivar con mayor facilidad la resiliencia según estudios, son aquellas que cuentan con relaciones donde se les brinde apoyo y afecto, ya sea dentro o fuera de su núcleo familiar. Relaciones llenas de amor, confianza y apoyo promueven un modelo a seguir. Además ofrecen aliento y paz para reforzar la auto-recuperación emocional de cualquier persona.

Es importante para cultivar la resiliencia tener una visión realista y positiva de nuestra persona, de quienes somos y de lo que somos capaces de lograr. También, tener confianza en nuestras fortalezas y nuestra habilidad para resolver problemas. Y manejar los sentimientos e impulsos de forma adecuada.

La resiliencia puede ayudarnos

Estrategias para ser una persona resiliente

Construir la resiliencia es un viaje completamente personal. Ninguna persona reacciona a las mismas situaciones de igual forma, sobre todo cuando hablamos de acontecimientos estresantes, difíciles o traumáticos, sin embargo algunas de las estrategias son:

  • Practica un hobbie
  • Encuentra el propósito de tu vida
  • Construye buenas relaciones personales
  • No te niegues al cambio
  • Establece metas realistas
  • Ponte en acción para resolver tus problemas
  • Mejora tus habilidades y puntos fuertes
  • Practica tu capacidad para resolver conflictos

resiliencia

Es importante mencionar que lo que podría funcionar para una persona puede no funcionar para otra, ya que también se debe tomar factores externos que afecten la vida del individuo, así como sus relaciones personales, sociales e incluso familiares.

La resiliencia no se construye de la noche de la mañana. El proceso para construirlo será diferente para cada persona. La paciencia y la consistencia son una parte fundamental para este proceso. Para ello, lo importante es seguir haciendo el mejor esfuerzo para sobre ponernos a situaciones difíciles. De esta forma cada vez se hará más sencillo lograrlo.

Temas