Es probable que hayas escuchado más de una vez la palabra hipertrofia sin saber demasiado de qué se trata el término. Es muy escuchado en gimnasio o lugares de musculación porque la hipertrofia muscular es una de las más conocidas.

La palabra  proviene del latín científico hypertrophia y alude al crecimiento desmedido de algo. El concepto suele usarse en el terreno de la medicina y de la biología y alude principalmente al incremento exagerado del tamaño de un órgano.

Por ejemplo hipertrofia muscular se refiere al crecimiento de los músculos y al incremento de la masa del organismo como consecuencia del aumento de ciertos grupos musculares y es una de las más conocidas.

hipertrofia

la más conocida es la hipertrofia muscular

¿Qué es la hipertrofia?

Podemos definirla como un aumento del tamaño de un órgano. Cuando se debe al aumento correlativo en el tamaño de las células que lo forman; de esta manera el órgano hipertrofiado tiene células mayores, y no nuevas.

Puede afectar a cualquier parte del cuerpo: un órgano, un tejido, una célula o un músculo. Puede ser debida a una sobreestimulación de una parte del cuerpo.

Se distingue de la hiperplasia, caso en el que un órgano crece por aumento del número de células, no del tamaño de éstas.

La hipertrofia de una glándula a menudo está en relación con un aumento en su producción. También una inflamación puede ser la responsable de este aumento del volumen. Una hipertrofia suele comportar generalmente una modificación del funcionamiento del tejido afectado.

¿Qué tipos hay?

Transitoria o aguda

Es la hinchazón del músculo después del entrenamiento, por lo que es pasajera y dura poco.

hipertrofia

también hay hipertrofia del corazón

Crónica

Se divide a su vez en la sarcoplásmica, en la que el músculo aumenta el sarcoplasma, que es sustancia semifluída que está entre las miofibrillas (por lo que el tamaño del músculo se ve aumentado y el efecto es duradero) pero este tipo de hipertrofia no aumenta el nivel de fuerza.

La crónica se divide además en miofibrilar, que consiste en que aumentan tanto el tamaño como el número de las miofibrillas que componen el tejido muscular.

En los órganos huecos, como el corazón, la hipertrofia puede ser excéntrica, con dilatación de la cavidad, o concéntrica, sin dilatación de la cavidad. Este tipo de hipertrofia generalmente se trata con medicamentos o la solución puede ser quirúrgica, según la evaluación médica.

Temas