La parestesia es una sensación que de seguro has sentido más de una vez. Sobretodo cuando has estado sentado por un largo tiempo o con las piernas cruzadas. Cuando se manifiesta la persona siente en una parte de su cuerpo, generalmente un pie o una mano, un hormigueo y el miembro inferior se adormece.

Se presenta sin ningún aviso previo y por lo general no causa dolor a la persona que la padece. La sensación es como si algo le caminara por la piel o también se la describe como un hormigoneo.

La parestesia que se da solo en algunas ocasiones no es signo de preocupación. Pero si se repite sin causas aparentes se transforma en crónica es un síntoma de una variedad de enfermedades leves a graves.

Esta patología puede aparecer por trastornos y afecciones. También es producto de infecciones, inflamaciones, traumas, tumores malignos, y otras condiciones.

¿Qué tipos de parestesia existen?

Parestesia temporal: es la sensación de hormigoneo o pinchazos, sobretodo en miembros inferiores, que aparece cuando se ejerce una presión sostenida sobre un nervio. Pero esta sensación desaparece rápidamente cuando se alivia la presión.

Parestesia crónica: resultará ser un síntoma de una enfermedad neurológica subyacente. Las más comunes son por ejemplo la apoplejía, accidentes cerebrovasculares (ACV), esclerosis múltiple o encefalitis. También el daño nervioso traumático que es una lesión tumoral o vascular que presiona contra el cerebro o la médula espinal.

Esta variedad de la enfermedad puede presentar un dolor punzante que provoca torpeza al querer emplear la extremidad (brazo o pierna) que está afectada.

¿Qué síntomas presenta?

Ya se trate de la parastesia temporal o crónica, el paciente puede presentar los siguientes síntomas:

  • Debilidad
  • Estremecimiento
  • Hormigueo
  • Entumecimiento
  • Ardor
  • Picazón

Si estos síntomas aparecen de manera persistente y se repiten varias veces a la semana es necesario consultar con urgencia a un profesional medico para que evalúe si existe una enfermedad subyacente. Tras el diagnóstico se le dará un tratamiento adecuado.

Parestesia

si persisten síntomas consultar urgente al médico

¿Cuáles son las causas de la parestesia?

La parastesia puede ser la manifestación o el sintoma de otras variadas enfermedades, trastornos o daños en nervios del cuerpo.

Entre las principales causas, encontramos:

Causas ortopédicas

  • Una lesión en el cuello o en la espalda
  • Osteoporosis
  • Alguna fractura de huesos.
  • Disco herniado.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Enfermedades degenerativas.

Causas neurológicas

  • Tumor cerebral
  • Alcoholismo
  • Neurópata diabética
  • Malformación arteriovenosa
  • Encefalitis
  • Neurópata periférica
  • Esclerosis múltiple
  • Ataque isquémico transitorio
  • Deficiencia de vitamina B12
  • Mieditis transversa
Parestesia

el hormigoneo es el síntoma más común

¿Hay un tratamiento para la parestesia?

El médico evaluará el tratamiento más adecuado, sobretodo para la parestesia crónica. Dependerá de los síntomas y de las causas especificas que la han producido.

Cuando la parestesia está relacionada con una enfermedad grave el tratamiento será el que se aplique para la patología que la produce. Por ejemplo si la parestesia es causada por un cuadro de esclerosis múltiple el paciente deberá tomar los medicamentos prescritos para esa enfermedad. De esta manera se alivian muchos de los síntomas.

Como a menudo se relaciona a la parestesia con una falta de vitaminas en el cuerpo algunos médicos recomiendan que el paciente tome un complejo vitamínico durante un tiempo.

También los masajes y la acupuntura ha dado muy buenos resultados en pacientes que manifestaron esta patología, y son utilizados como terapias alternativas que acompañan al tratamiento indicado por el médico tratante.

En el caso de que el paciente padezca de una parestesia temporal se recomienda que la persona realice vigorosos movimientos de las extremidades afectadas, para que de esta forma desaparezca la presión sobre el nervio. Asì se aliviará el dolor o las sensación de pinchazo u hormigueo al cabo de algunos minutos.

Puede pasar también que algunos daños en los nervios resulten irreversibles por lo que se pordrá recomendar algún otro tipo de tratamiento de acuerdo a cada caso.

¿Puede traer complicaciones?

Teniendo en cuenta que esta condición, en muchos casos, es debida a enfermedades del sistema nervioso o daño en los nervios, las principales complicaciones que puede traer son:

  • Un dolor crónico de leve a fuerte, según el caso
  • Discapacidad, que se manifiesta al no poder mover los miembros inferiores
  • Incapacidad para respirar por sí mismo
  • Parálisis
  • Pérdida permanente de la sensibilidad

Hay que tener en cuenta que cuando es crónica y la parestesia proviene de enfermedades subyacentes puede producir en la persona serios trastornos para caminar o desplazarse. También puede aparecer dificultades en sus manos que provoque problemas a la hora de manipular objetos.

También las personas con problemas de sensibilidad pueden ser incapaces de detectar una lesión, como las quemaduras o herida por punción. Esto puede provocarle una infección que si no se la trata de manera adecuada podría producir la muerte.

Además la pérdida de la sensibilidad en los pies puede dar lugar a un aumento del riesgo de caídas. Todos estos síntomas traen aparejada una mala calidad de vida del paciente por ello es muy importante un diagnóstico temprano para comenzar a aplicar el tratamiento adecuado.

¿Qué fenómenos sensoriales pueden asociarse con la parestesia?

Hay distintos fenómenos sensoriales que son similares a la parestesia y que son sensaciones anormales que se producen como consecuencia de determinados tipos de estimulación. Entre ellos distinguimos:

Hiperestesia: es el incremento de la sensibilidad al dolor. Resulta una reducción el umbral de dolor que la persona puede percibir. Este fenómeno incluye la alodinia y la hiperalgesia.

Disestesia: es la aparición de sensaciones dolorosas y desagradables que aparecen en distintas partes del cuerpo. Es una “variante dolorosa” de la parestesia, para definirla en pocas palabras.

Hiperalgesia: es la percepción incrementada de dolor ante la presencia de estímulos dolorosos.

Alodinia: consiste en la aparición de sensaciones de dolor en respuesta a estímulos objetivamente no dolorosos.

La calidad de vida de un paciente con parestesia puede mejorar notablemente si el paciente realiza el tratamiento adecuado. Por eso es necesario consultar de manera urgente a un profesional de la salud si los síntomas se presentan de manera permanente.

Temas