La narcolepsia es un trastorno neurológico que puede causar problemas serios si no se lo trata a tiempo y de manera adecuada. Una de sus características principales es que las personas experimentan impulsos fugaces de dormir durante varios momentos del día.

No hay que confundirla con cansancio o estrés, que todos podemos experimentar a los largo del año, porque muchas veces el impulso de dormir se vuelve abrumador e irresistible.

Los pacientes que padecen de narcolepsia se quedan dormidos durante períodos que duran desde unos segundos a varios minutos.

Hay casos más severos en los que la persona puede quedarse dormida por un tiempo cercano a una hora o más.

¿Qué es la narcolepsia?

Es definida como un trastorno neurológico crónico causado por la incapacidad cerebral de regular normalmente los ciclos de sueño y despertar.

Lo destacable que es que el sueño que produce no puede ser controlado y resultan son profundamente incapacitantes.

Aunque alguno pueda creer que es un tema menor puede resultar muy peligroso para el paciente ya que no discriminará lugar, situación o tiempo para dormirse.

La persona con narcolpesia puede dormirse mientras está conversando con alguien, cuando está caminando por la calle, operando una maquinaria o manejando su vehículo, por eso resulta riesgosa.

Narcolepsia

el paciente se duerme en cualquier lugar

¿Duermen más los pacientes con narcolepsia?

Los pacientes con narcolepcia no pasan una proporción sustancialmente más grande de su tiempo dormidos durante un período de 24 horas, que el resto de las personas.

Otras de las características de esta patología es que la persona también se despierta varias veces durante de la noche.

Los profesionales médicos creen que la narcolepsia es consecuencia de procesos de enfermedad que afectan los mecanismos cerebrales que regulan el sueño denominado REM.

¿Quién puede contraer la narcolepsia?

Es una patología poco conocida y frecuente, y la mayor parte de los médicos no la pueden diagnosticar rápidamente.

La narcolepsia es el tercer trastorno del sueño primario más frecuentemente tras la apnea obstructiva del sueño y el síndrome de piernas inquietas.

Generalmente no es una enfermedad hereditaria directa y la mayoría de los casos que se dan son esporádicos, aunque hay un componente genético en la enfermedad.

Los factores genéticos solos no son suficientes para causar narcolepsia, sino que a este se suma por ejemplo una infección, traumas, disfunción del sistema inmunitario, cambios hormonales y estrés.

¿Cuáles son los síntomas?

Entre los sintomas más comunes de la narcopelcia encontramos los siguientes:

Somnolencia diurna excesiva: es el síntoma más común que experimentan casi todos los pacientes que padecen de narcolepsia. Es uno de los primeros en aparecer clinicamente hablando.

Es el síntoma de quedarse dormido en cualquier lugar y momento sin que influya si ha dormido bien o no durante la noche.  Las personas con esta somnolencia la describen como una sensación persistente de neblina mental, falta de energía, ánimo deprimido o cansancio extremo.

A esto se suma la falta de concentración en la escuela o el trabajo. Ocurrido el suceso de quedarse dormido por algunos minutos, la persona despierta y no recuerda sus acciones.

Parálisis del sueño: consiste en la incapacidad temporal de moverse o hablar al quedarse dormidos. Esta inhibición generalmente pasa desapercibida en las personas que tienen un sueño normal porque ocurre solamente cuando están totalmente dormidas y entrando en la etapa REM.

¿Cuál es el síntoma más común?

Cataplejía: es una pérdida involuntaria del control muscular. Se caracteriza por la subita pérdida del tono muscular que lleva a sensaciones de debilidad.

Tras la somnolencia diurna excesiva los pacientes experimentan varios episodios.

Los ataques catapléjicos varían en duración y gravedad. Puede ser apenas perceptible, implicando no más que una sensación momentánea de debilidad leve en una cantidad limitada de músculos, como la caída leve de los párpados.

Pero en otros casos más graves el paciente experimenta una pérdida completa de tono en todos los músculos voluntarios. Esto lo llevará a un colapso físico que hará que el paciente no solo no pueda moverse, sino que pierdan el habla y hasta no puedan mantener los ojos abiertos.

¿Se pierde el conocimiento?

Cuando ocurre este estado de cataplejia los pacientes no pierden el conocimiento. Los factores más comunes que la desencadenan son emociones fuertes, enojos, miedos o excitación. Según los profesionales médicos, la risa es el desencadenante más frecuente.

Esta pérdida de tono muscular durante un episodio catapléjico se asemeja a la interrupción de la actividad muscular que se produce naturalmente durante el sueño REM.

Narcolepsia

es una enfermedad peligrosa

La persona es consciente de lo que le sucede

Es decir que no puede moverse, y se asustan porque piensan que esto no es temporal o lo confunden con un ataque los llevará a la muerte. Después de que terminan los episodios, las personas recuperan rápidamente la capacidad completa de moverse y hablar.

Alucinaciones: pueden ocurrir de manera aislada o acompañando la parálisis del sueño. Se las conoce como alucinaciones hipnogógicas cuando acompañan al inicio del sueño. Por otro lado, las alucinaciones hipnopómpicas son cuando se producen al despertarse.

Otros síntomas que podemos encontrar

  • Conducta automática: realizan actividades que luego no recuerdan
  • Siestas refrescantes: si duerme unos pocos minutos el sujeto se despierta “como nuevo”
  • Cansancio y fatiga
  • Sensación subjetiva de pérdida de memoria
  • Falta de concentración
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Visión borrosa
  • Trastornos de la alimentación

¿Cómo se trata la narcolepsia?

Hay que tener en cuentas múltiples factores a la horabde hacer un tratamiento para la enfermedad. Los principales factores son:

  • Edad
  • Estilo de vida
  • Enfermedades asociadas
  • Cómo repercute la somnolencia en el paciente

De acuerdo a estas variables se aplicará alguno de los tratamientos siguientes:

Higiene de sueño: donde se deberá regular los horarios del sueño. Se le recomendará también al paciente hacer ejercicios físicos y realizar siestas cortas programadas durante el día.También evitará tomar alcohol y fármacos depresores del sistema nervioso central.

Tratamiento farmacológico: un especialista podría recetarle la medicación adecuada de acuerdo a su cuadro clínico

El paciente será evaluado de manera individual y se irá ajustando el tratamiento de acuerdo a los efectos que produzca.

Temas