El tratamiento de la meningitis es un proceso delicado que debe llevarse a cabo a la brevedad posible. Esto se debe a que es una enfermedad que es altamente infecciosa. Lógicamente, las probabilidades de infección son muy altas debido a que es producida por virus o bacterias. Dichas bacterias suelen encontrarse en la nariz o en la garganta del paciente. Ese es el medio que utilizan para transportarse y contagiar a terceros.

La meningitis se distingue porque ataca e infecta a los meninges. Estos son una membranas que rodean al cerebro y la médula espinal. Debido a lo delicado de estos órganos la enfermedad es sumamente peligrosa. Inclusive, hay ciertas ocasiones donde el virus o la bacteria puede transportarse a la sangre del paciente. Lo que puede causar infección en los meninges y la sangre. Ahora veamos qué causa a la meningitis y las diversas formas de tratamiento que existen.

tratamiento de la meningitis

¿Cuáles son las causas de la meningitis y cómo se contagia?

Como se mencionó líneas más arriba, la causa de la meningitis tiene su raíz en los virus y las bacterias que tienen la capacidad de provocar infecciones. La mayoría de los casos de meningitis son de origen vírico. Cuando esta se hace presente el paciente puede mejorar sin que le sean suministrados medicamentos. Igualmente, los médicos especialistas siempre administran antibióticos. Esto se debe a que una infección puede acarrear problemas cerebrales y, en ciertos casos, la muerte.

Así pues, la meningitis puede manifestarse debido a la presencia de hongos, tumores, paperas, VIH, herpes labial y herpes genital.

tratamiento de la meningitis

En cuanto al contagio de la meningitis esta no tiene nada de peculiar. Como la mayoría de las enfermedades puede ser contraída por medio de la saliva. Ya sea por contacto directo o por las pequeñas gotas que se expulsan al hablar, toser o estornudar. Las estaciones donde la meningitis se hace presente con mayor ahínco son otoño y primavera.

Los espacios pequeños o cerrados suelen ser ideales para que esta enfermedad se propague con facilidad. Por lo general los centros de contagio más comunes son las guarderías, colegios y residencias.

El tratamiento de la meningitis es altamente efectivo

Lo primero que tienes que saber en este ámbito es que el tratamiento dependerá del tipo de meningitis que se manifieste. Existen dos clases de meningitis: bacteriana y viral. Siendo la primera la más peligrosa y difícil de tratar.

Tratamiento de la meningitis bacteriana

Una vez que se diagnostica a un paciente con meningitis bacteriana este tiene que tratarse con antibióticos de forma inmediata. Los medicamentos deben ser administrados por vía intravenosa. Actualmente, para tener más éxito en erradicar a la enfermedad estos se administran con corticoesteroides. Este proceso hace que la recuperación sea más rápida debido a que la probabilidad de complicaciones disminuye notablemente. El riesgo de presentar inflamaciones en el cerebro y convulsiones es casi nulo.

En cuanto al tipo de antibiótico que se utiliza todo dependerá de la clase de bacteria que haya causado la infección. Por lo general los especialistas administran un antibiótico de amplio espectro hasta que se logra determinar la causa exacta de la enfermedad.

tratamiento de la meningitis

Tratamiento de la meningitis viral

Con respecto al cuadro viral se receta el reposo absoluto del paciente. Una vez que han pasado varias semanas la persona irá mejorando de forma paulatina. El tratamiento es muy sencillo, el individuo debe guardar reposo en la cama, debe ingerir abundante líquido y tiene que tomar analgésicos para reducir la fiebre y aliviar cualquier tipo de molestia corporal.

¿Se puede detectar la meningitis a tiempo?

Efectivamente existen un conjunto de síntomas que acarrea esta enfermedad.  En primer lugar el período de incubación de la enfermedad oscila entre los dos y diez días. Por lo general los síntomas son similares a los de la gripe. Se produce un cuadro de fiebre alta, dolor de cabeza agudo, calambres en el cuello, vómitos repentinos, somnolencia, pérdida de la conciencia y convulsiones. También suelen aparecen manchas de color rojo y morado en la piel del paciente, si estas se hacen presente es un indicativo de que la meningitis es grave.

Temas