Conservar la fruta es muy importante. Si no están en buena condiciones a la hora de consumirla puede perder gran parte de sus vitaminas y nutrientes.

Sabemos que una dieta saludable tiene que tener siempre gran variedad y cantidad de frutas y verduras por eso su conservación se vuelve vital.

Más allá de la pérdida de sus propiedades, una mala conservación de la fruta puede provocar daños en nuestra salud por su contaminación y una maduración inadecuada para ser consumida.

¿Cómo se debe conservar la fruta?

Aunque parezca sencillo muchas veces no lo es tanto porque cada fruta tiene una manera de conservarse. Y esto es para que no pierda sus nutrientes o vitaminas.

Algunas deben estar expuestas al aire y otras deben conservarse en la nevera, lo que indica que no todas son iguales.

Seguramente nos ha pasado de acordarnos que teníamos fruta para consumir y al ir a buscarla ha comenzado su estado de putrefacción. Eso sucede porque no hemos sabido o tomado los recaudos necesarios a la hora de conservarla.

La mejor forma de conservar la fruta

las frutas deben conservar sus nutrientes

Algunas claves que podemos tener en cuenta

Lavarlas antes de guardarlas: debe hacerse este proceso para eliminar los restos de tierra que pueden tener. También una buena limpieza de las frutas eliminará otros productos como conservantes que puedan tener.

Pero el lavado dependerá también de la fruta que se vaya a consumir. Hay algunas como los frutos del bosque o las fresas que acortan su vida útil cuando son lavados.

Almacenarlas en un sitio ventilado y fresco: un buena ventilación evitará que se acumule el etileno y la fruta se ponga mala antes. Este se forma en lugares en el que no circula el aire o cerrados. Si la sometemos al calor hará que se precipite el proceso de maduración.

Sacarlas del envase plástico: lo ideal es mantenerla en recipientes hechos de fibras naturales como el mimbre para permitir la transpiración de las frutas. El plástico permite conservar la fruta porque crea un efecto catalizador que acelera el proceso de descomposición.

La mejor forma de conservar la fruta

algunas frutas necesitan frío para conservarlas

Otros consejos

Si está verde acelerar su proceso de maduración: a veces hay algunas frutas que compramos que están demasiado verdes. Lo aconsejable es aceleremos su maduración ya que sino no podremos consumirla.

Esto lo lograremos si mezclamos la fruta verde con otra que esté madura ya que genera etileno y acelera el proceso madurativo.

Conservarla en la nevera: lo haremos solo cuando queramos retrasar su maduración. Para ello  habrá que tener un control de la humedad del aparato. Si no lo hacemos esto puede tener el efecto contrario.

Congelar la fruta que no va a ser consumida: si no vamos a consumir la fruta durante un tiempo es necesario congelarla. Así no se nos hecha a perder o pierde sus propiedades.

Los frutos rojos, sandía o melón son ideales para su congelación. Lo aconsejable es lavarla, cortarla en pequeños trozos comestibles y guardarlas en bolsas herméticas en el congelador.

Lo importante es que las frutas puedan aportar las vitaminas y nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Por eso será necesario que estén muy bien conservadas para incorporarlas a nuestra dieta diaria.

Temas