La flebitis puede ser muy dolorosa y necesitar un urgente tratamiento,según los casos. Generalmente aparece en personas mayores pero esto no impide que cualquier persona pueda padecerla.

Las causas de la flebitis son muy variadas entre las principales tenemos: quemaduras, traumatismos,una inmovilización prolongada de todo el cuerpo. También aparece cuando hay trastornos de coagulación y cuando es un trombo o coágulo de sangre se le llama tromboflebitis.

Ciertas infecciones también pueden provocar la flebitis, tales como las infecciones bacterianas o la afección del sistema linfático.

Es necesario tratar la flebitis apenas cuando aparecen los primeros síntomas ya que si aparece en las venas profundas de las extremidades puede resultar muy peligrosa.

¿Qué es la flebitis?

Podemos definirla como un inflamación importante de las paredes venosas. La mayor parte de las veces es provocada por la formación de coágulos sanguíneos en su interior.

Es necesario destacar que muchas veces esta enfermedad puede tener su origen en la existencia previa de varices. Por eso es necesario tratarla de manera rápida y por profesionales.

La flebitis se presenta generalmente en distintas ubicaciones en el cuerpo. No resulta fácil diagnosticar el cuadro por eso es necesario estar bien atentos a los síntomas.

Flebitis

los miembros inferiores son los más afectados

Tipos de flebitis

Hay dos tipos que son las más comunes:

La flebitis superficial: es la que se produce en una vena de la piel. Suele ser una enfermedad benigna y tiene pronóstico favorable.

La trombosis venosa profunda: que se sitúa en los tejidos que se encuentran bajo la piel.

Puede ser un grave problema porque el coágulo de sangre si viaja hasta los vasos sanguíneos de los pulmones se puede producir una embolia pulmonar.

También puede pasar que se provoque la interrupción del flujo sanguineo que producirá la muerte de los tejidos. Esto puede traer graves consecuencias y hasta la muerte

Las principales causas de la flebitis

Esta enfermedad puede ser causada por distintas circunstancias, a saber:

Mecánicas: es aquella que se produce por una fijación inadecuada del catéter o por el uso de un catéter muy grande para el tamaño de la vena, entre otras.

Química: cuando la persona toma líquidos o fármacos que irritan la vena. Es la respuesta del cuerpo ante soluciones muy ácidas.

Bacteriana: cuando el sistema intravenoso se contamina cuando se manipula el catéter. La contaminación puede producirse principalmente por falta de higiene.

También cuando se utiliza una técnica aséptica mal realizada y se contamina la zona.

Es poco frecuente pero si se produce tiene graves consecuencias.

¿Cuáles son los síntomas de la flebitis?

La pesona que padece de esta enfermedad tiene los siguientes síntomas, seghún el tipo de flebitis que aparezca:

Síntomas de la flebitis superficial

  • Aumento de volumen en la zona de la vena
  • Enrojecimiento de la piel
  • Calor y dolor en la zona afectada
  • Sensibilidad de la zona afectada
  • Fiebre

La flebitis superficial, como ya dijimos es la más común, y no resulta de gravedad en la mayor parte de los casos.

Síntomas de la flebitis profunda

  • Hinchazón de la pierna o edema
  • Disminución del pulso arterial en la extremidad que fue afectada
  • Piel pálida
  • Fiebre
  • Taquicardias
  • Un dolor que no es muy fuerte pero continuo y difícil de localizar
  • Gangrena venosa en caso de gravedad

Es peligrosa porque no presenta síntomas hasta que se manifiesta, por ejemplo, la embolia pulmonar. Es más frecuente en miembros inferiores.

¿Cómo se trata la flebitis?

El mejor tratamiento es aquel que combina los fármacos y la fisioterapia para bajar la inflamación.

Un típico tratamiento está compuesto por:

  • Antiflamatorios (recuerde que debe recetarlos el médico quien le dará el más adecuado y la dosis justa)
  • Compresas frías, para aliviar la hinchazón
  • La elevación de miembro afectado, para que la sangre circule
  • Cremas que contengan óxido de zinc, de uso externo que aliviará y desinflamará la zona afectada.
  • Suministro de antibióticos y/o anticoagulantes
  • Medias elásticas de compresión
  • Extirpación por cirugía, aunque es poco frecuente, puede ser adecuado según los casos.

Es muy importantes que las embarazadas y aquellas personas que tienen varices y tiene alguno de los síntomas mencionados acudan con rapidez al médico.

Cuanto antes se comience el tratamiento resultará màs efectivo.

Cuando la inflamación aparece en venas superficiales se debe poner las piernas en alto y también el uso de medias elásticas para que baje la hinchazón. En cambio cuando se manifiesta la flebitis profunda es necesario hacer que la sangre circule lo más rápido posible y hacer el tratamiento de forma urgente.

Se tratará de evitar que el coágulo que se desprende pueda avanzar por el torrente sanguíneo y llegar hasta el corazón o los pulmones. Si esto ocurre hay muchos riesgos de que se produzca una embolia pulmonar y la posterior muerte del paciente.

Para ambos tipos de flebitis se recomienda también practicar ejercicios ligeros que favorezcan la correcta circulaciòn de la sangre. Esto evita que se formen los coágulos.

La retención de líquidos y las altas temperaturas son los principales enemigos de la flebitis. El paciente puede también actuar antes de la llegada de un profesional. Debe tratar de quitarse la presión en el área afectada, levantar la zona para que no se siga inflamando y tratar de reducir el dolor con compresas frías.

Flebitis

elevar las piernas es buen ejercicio

¿Se puede prevenir la flebitis?

Lo más importante para prevenirla es que la persona lleve una vida sana, sobretodo si ya tiene varices. Deberá mantener una dieta equilibrada, evitar la sal, tratar de estar en movimiento y evitar el sedentarismo.

Se recomienda un descanso con ambas piernas elevadas, pasear de forma relajada, caminar descalzos y evitar las elevadas temperaturas.

También un dato interesante es que cuando se hacen viajes prolongados, en auto o en un avión, se recomienda que se realicen movimientos para facilitar el paso fluido de la sangre.

El tomar mucho líquido también ayuda a prevenir la enfermedad.

Temas