Hoy en día, son más las mujeres que deciden practicarse una cesárea como método para dar a luz. Casi siempre, ante el temor a experimentar los síntomas propios del trabajo de parto. Sin embargo, la cesárea como todo acto quirúrgico comprende una serie de cuidados que hacen la recuperación más lenta en comparación al parto natural. A continuación, mostraremos cuáles son los cuidados después de la cesárea.

Cuidados después de la cesárea

La herida quirúrgica

El tipo de herida más frecuente en la cesárea, es la incisión horizontal de 10 a 15 cm que se sitúa por encima del pubis. Debido a su localización, es difícil que la madre pueda realizarse los cuidados de asepsia por su cuenta.  Por lo que, se recomienda la ayuda de un acompañante. La herida, estará cubierta por un vendaje o cura que permitirá mantener limpia y aislada del roce de la ropa, sin embargo esta cura debe cambiarse diariamente y cada vez que se moje. Para ello, debe tener disponible un antiséptico que le recomiende su médico. En caso de presentar alguna eventualidad, no dudes en consultarlo.

cuidados después de la cesárea

Alimentos que debe consumir

La alimentación después de la cesárea, varía de acuerdo al tiempo. Las primeras horas la madre podrá ingerir alimentos líquidos. Entre ellos, consomé, jugos, gelatina y posteriormente podrá incorporar alimentos más sólidos, como el puré, pollo, arroz y vegetales. Es importante la ingesta de líquidos, especialmente agua, la cual favorecerá la producción de leche materna.

cuidados después de la cesárea

También, es recomendable evitar los alimentos que produzcan gases como productos lácteos, granos, y algunos vegetales como brócoli y repollo. Los alimentos que consuma la madre, también serán absorbidos por su bebé mientras esté en período de lactancia. Por lo que, recomendamos recibir orientaciones del pediatra.

Actividades que puede realizar

Las primeras horas, es probable que la madre esté muy limitada. Sin embargo, no debe permanecer en cama por mucho tiempo. Para ello, es necesario caminar y mantenerse sentada en intervalos de tiempo. Esto, ayudará a los músculos del abdomen a fortalecerse durante la cicatrización. En algunas ocasiones, se aconseja el uso de faja. Esta decisión, queda de parte de la madre.

cuidados después de la cesárea

Además, debe tener cuidado al sentarse o acostarse. Ya que, hacerlo de forma rápida o brusca producirá un dolor intenso en la zona de la herida. Debe evitar levantar objetos pesados, más no está contraindicado cargar al bebé. A partir de la semana 6 la madre podrá realizar ejercicios físicos, siempre con autorización de su obstetra.

Apoyo emocional

Los cuidados después de la cesárea no son exclusivamente físicos. Las cesáreas también requieren apoyo emocional. Muchas mujeres presentan dilemas sobre su decisión de realizarse una cesárea, ya que existen antiguos paradigmas relacionados entre el parto como la forma más legítima para el nacimiento del bebé. Pero, esto va relacionado a la cultura y el medio donde se rodea la madre.

cuidados después de la cesárea

También sucede, que una mujer anhelaba realizar el trabajo de parto, pero por complicaciones médicas tuvo que practicarse una cesárea, generando un sentimiento de frustración. Si a estas emociones, le sumamos el agotamiento físico posterior a la cesárea, el cuidado del bebé o depresión post-parto, pudiésemos estar ante una situación que amerita apoyo emocional. Este tema se puede abordar con el obstetra, la familia y con un profesional de psicología.

Temas