Poder identificar los lunares malignos es esencial porque puede tratarse de un cáncer de piel y si es tratado a tiempo, y con el tratamiento adecuado, puede salvar tu vida.

Una persona puede llegar a tener cerca de 50 lunares promedio, pero esto no significa que haya alguno maligno. Se suelen presentar en cuello, cara y extremidades y aparecen desde la infancia y hasta los 30 años aproximadamente.

Lo importante es no perder de vista a aquellos lunares que siguen estando en nuestro cuerpo por varios años e ir viendo como va evolucionando, así podremos actuar de la mejor manera ante la aparición de un cáncer de piel.

¿Cómo son los lunares malignos?

Los lunares malignos son todos aquellos que sufren algún tipo de cambio notable en su forma, tamaño y color,. Estos podrán evolucionar en un melanoma o cáncer de piel.

Lo recomendable sería acudir a un dermatólogo apenas notemos estos cambios pero también nosotros podemos realizar revisiones muy sencillas que permitirán identificar a los lunares malignos.

Los especialistas recomiendan la observación diaria de estos lunares a través del denominado método ABCDE. El mismo consiste en pasos muy sencillos que permitirán detectar ciertas anomalías en los lunares de tu cuerpo.

lunares malignos

si el lunar es sospechoso consulte al médico

Método ABCDE

Asimetría: habrá que ver la relación de asimetría del lunar, es decir si una mitad coincide con la otra mitad del mismo

Bordes: si tu lunar presenta una textura extraña hay que empezar a preocuparse. Si tiene irregularidades o bordes poco definidos es un síntomas de lunar maligno.

Coloración: si presenta distintos tonos de colores y ninguno de ellos definidos es tiempo de consultar al especialista. También si identificas algún cambio de color.

Diámetro: lo regular es que la medida promedio de un lunar sea de 6 milímetros. Si es más grande, por ejemplo a la goma de un lápiz para que tengas un punto de comparación, en promedio, es un síntoma que debe preocuparnos.

Elevación: hay que observar que no tenga cambios importantes en forma y tamaño en referencia a la superficie de la piel. Si observas que esto ocurre consulta a un profesional.

lunares malignos

lunar devenido en cáncer de piel

Otros aspectos que indican un lunar maligno

Los lugares donde aparecen los lunares, aunque se presentan en cualquier parte del cuerpo, pueden también ser un llamado de atención. Hay partes donde la frecuencia a desarrollar lunares malignos es mayor.

En hombres: los lunares cancerosos suelen presentarse en la parte del cuello, espalda o en la cabeza.

En mujeres: aparecen en la parte inferior de las piernas y en la espalda.

Es necesario saber que el cáncer de piel tipo melanoma empieza en los melanocitos, es decir en la célula de la piel encargada de la pigmentación. Su primer síntoma es la aparición de nuevos lunares o cambios que ya tenemos.

Temas