Muchos de nosotros hemos experimentado dolor de cuello, sin embargo, esto se puede poner un poco más grave y podemos tener tortícolis, conoce cómo aliviar la tortícolis.

¿Qué es la tortícolis?

La tortícolis es tener el cuello torcido e inclinado con dolores. La parte superior de la cabeza por lo general se inclina hacia un lado, mientras que la barbillas se inclina hacia el otro lado.

Esta condición puede ser congénita o adquirida. También puede ser el resultado de daños en los músculos del cuello o el suministro de sangre. A veces la tortícolis desaparece sin tratamiento, sin embargo, existe una probabilidad de volver a tener tortícolis.

La tortícolis crónica puede causar y dificultad para realizar algunas tareas diarias. Por fortuna, los medicamentos y las terapias pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. La cirugía también puede a veces corregir esta condición. El tratamiento es más exitoso se se inicia en una etapa temprana.

Cómo aliviar las tortícolis

Cómo aliviar las tortícolis

¿Qué causa la tortícolis?

La tortícolis puede ser heredado y también se puede nacer con esta condición debido a que mientras el bebé está en el útero puede estar en una posición incorrecta. También puede deberse a daños en los músculos.

Cualquier persona puede desarrollar tortícolis después de una lesión muscular o del sistema nervioso. Sin embargo, la mayoría de las veces, se desconoce la causa de esta condición, y esto se conoce como tortícolis idiopática.

Síntomas de la tortícolis

Los síntomas de la tortícolis puede comenzar de forma lenta. También puede empeorar con el tiempo. Los síntomas más comunes son:

  • Incapacidad para mover la cabeza normalmente.
  • Dolor de cuello o rigidez.
  • Dolor de cabeza.
  • Tener un hombro más alto que el otro.
  • Inflamación de los músculos del cuello.
  • Inclinación de su barbilla hacia un lado.
  • Las caras de los niños con cuello torcido congénito pueden aparecer aplanadas y desequilibradas. También pueden tener retrasos en las habilidades motoras o dificultades con la audición y la visión.
Cómo aliviar las tortícolis

Cómo aliviar las tortícolis

Cómo aliviar la tortícolis

En la actualidad no existe una manera de prevenir la tortícolis, sin embargo, recibir tratamiento de forma rápida puede evitar que empeore.

Los tratamientos para la tortícolis son los siguientes.

  • Aplicar calor
  • Masaje
  • Fisioterapia o atención quiropráctica
  • Ejercicios de estiramiento
  • Tirantes para el cuello.

También se puede recomendar alguna cirugía si es necesario, como:

  • Fusionar vértebras anormales
  • Alargar los músculos del cuello
  • Cortar nervios o músculos
  • Uso de la estimulación cerebral profunda para interrumpir las señales nerviosas (solo en los casos más graves de distonía cervical)

Los medicamentos que ayudan aliviar la tortícolis son:

  • Relajantes musculares
  • Medicamentos utilizados para tratar los temblores de la enfermedad de Parkinson.
  • Inyecciones de toxina botulínica repetidas cada pocos meses.
  • medicamentos para el dolor

También existe la probabilidad que el médico requiera realizar varias pruebas para determinar la causa de la tortícolis.

  • Un electromiograma (EMG): Que mide la actividad eléctrica en los músculos. Puede determinar qué músculos se ven afectados.
  • Pruebas de imágenes, como las radiografías y las imágenes por resonancia magnética, también se pueden usar para encontrar problemas estructurales que podrían estar causando los síntomas.