La ferritina baja puede causarnos distintos problemas de salud. Es una proteína que se almacena en los glóbulos rojos.

La función de la ferritina en nuestro organismo es por demás importante porque se encarga de recoger y controlar el hierro que se ingiere en la dieta.

Cuando alguien tiene esta proteína baja es señal de que existe una deficiencia de hierro, mientras que los niveles altos significan que el cuerpo almacena un exceso de hierro.

Mediante un análisis de anemia puede detectarse si hay una deficiencia o exceso de esta proteína vital para que tengamos una buena salud.

ferritina

la ferritina en nuestro organismo es por demás importante

¿Cuáles son los valores normales de ferritina?

Dependerá de si hablamos de hombres o mujeres, ya que los valores de ferritina varían, y si se trata de una persona sana, o que padezca alguna patología.

Para hombre el valor normal es de 23 a 336 ng/mL y de 11 a 306 ng/mL para las mujeres, pudiendo variar de acuerdo al laboratorio donde ser realice el examen.

En mujeres es bastante normal que el valor de le ferritina sea bajo cuando se encuentra embarazada por el aumento del volumen sanguíneo y del paso de hierro a través de la placenta para el bebé.

¿Cuáles son las causas de la ferritina baja?

Las causas más comunes está siempre relacionada con niveles bajos de hierro. El hígado no la produce, ya que no hay hierro disponible para ser almacenado.

Las principales causas son:

  • Anemia ferropénica
  • Sangrado menstrual intenso
  • Hipotiroidismo
  • Sangrado gastrointestinal
  • Alimentación baja en hierro y vitamina C
ferritina

está siempre relacionada con niveles bajos de hierro.

Otras causas de la ferritina baja

Existen otras causas que pueden provocar una ferritina baja:

  • Problemas renales
  • Dietas extremas en las que no se consumen los niveles necesarios de hierro
  • Tratamiento de quimioterapia
  • Úlceras o el cáncer de colon

También existen síntomas característicos que nos indicarán que la ferritina está bajo. Los principales son:

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Palidez
  • Falta de apetito
  • Caída del cabello
  • Dolores de cabeza
  • Mareos

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

Siempre deberá ser indicado por un médico. Lo más probable es que le receten suplementos de hierro así el cuerpo los absorbe de manera correcta.

También pueden incorporarse alimento de uso cotidiano, en su dieta diaria, como el perejil, chocolate negro, verduras de hojas verde, semillas de calabaza, pollo, pavo, almejas, y pasas de uva.

Temas