Cuando estás practicando deportes o si haces ejercicios en un gimnasio. Las articulaciones de tu cuerpo están sometidas a muchos movimientos. La mayoría de las veces repetitivo. Por lo cual, cuando no haces descansos, o te extralimitas en el deporte o en el ejercicio. Estás poniendo en riesgo las articulaciones. Por esta razón, te vamos a dar algunos remedios para la bursitis. Te invitamos a seguir leyendo este artículo para que tengas toda la información posible acerca de esta condición.

¿Qué es la bursitis?

Primero que nada, entre nuestras articulaciones tenemos una especie de bolsas llenas de líquido llamadas bolsas sinoviales o “bursas”. Las cuales ayudan a mover las articulaciones de manera que no haya roce ni fricción entre las mismas. La bursitis afecta estas bolsas (de ahí su nombre) produciendo inflamación en las mismas y mucho dolor. Esta inflamación es más recurrente en hombros, rodillas, pies, muñecas, en los codos, en las caderas y, en general, en las articulaciones que están sometidas a mucho movimiento.

¿Qué causa la bursitis?

Los especialistas están de acuerdo en que una de las causas principales de la aparición de la bursitis es el uso exagerado de una articulación o de varias de ellas. Muchas veces cuando se hacen actividades o ejercicios muy repetitivos, aparece la bursitis. Además de que, al realizar un esfuerzo constante sobre las articulaciones. Con el tiempo aparecerán estas lesiones. La sobrecarga a la que se ven sometidas las articulaciones al cargar mucho peso también causa la aparición de la bursitis.

remedios para la bursitis

Así como también la bursitis puede aparecer después de haber tenido un golpe. O después de tener otras enfermedades como artritis, o infecciones que hayan sufrido las articulaciones. Además, la edad juega un papel importante en la recurrencia de la bursitis debido a que con el paso de los años las articulaciones se debilitan. Cuando haces esfuerzo, provocan fricciones y, por consiguiente, aparecerá la bursitis.

¿Cuáles son los síntomas de la bursitis?

El principal síntoma que se experimenta al tener bursitis es el dolor en la articulación afectada. Además, cuando se tiene esta lesión, los movimientos articulares se ven limitados debido a la inflamación de las bolsas sinoviales. Cuando presentes dolor en alguna articulación y este se torne más agudo cuando presionas el lugar. Entonces puedes tener bursitis. También puedes experimentar dolor cuando mueves dicha articulación y puede aparecer inflamada y se puede tornar enrojecida. En muchos casos, se presenta fiebre.

¿Qué tratamientos se aplica a la bursitis?

Aunque esta afección suele mejorar de manera gradual con descanso y algunos analgésicos. También el médico suele recomendar algunas medicinas. En caso de inflamación de las bursas lo más probable es que receten algún tipo de antibiótico. En casos en los que el dolor sea muy intenso. Las inyecciones directas en las bolsas ayudarán a calmar el dolor y sobre todo la inflamación. Después, tendrás que hacer ejercicios de baja intensidad para que los músculos asociados a la articulación afectada con bursitis puedan volver a tener movimientos normales.

Tratamientos naturales para curar la bursitis

También puedes probar los siguientes remedios naturales para que la bursitis desaparezca de tus articulaciones. Ten en cuenta siempre que lo más recomendable es acudir al médico. Pero aplicar estos tratamientos también te harán sentir aliviado.

remedios para la bursitis

Como primer remedio tenemos el vinagre de manzana. El cual, por sus propiedades alcalinas, es un antinflamatorio muy bueno que ataca la bursitis de manera directa. Lo que tienes que hacer es humedecer un trapo con vinagre de manzana, le colocas una cucharada de miel y lo aplicas en la zona afectada por espacio de unos 20 minutos.

Puedes probar con el tratamiento de compresas frías. Es decir, busca una bolsa plástica y la llenas con cubos de hielo. Seguidamente, aplica la bolsa en la articulación afectada por espacio de 15 minutos varias veces al día. Con esto, reducirás la inflamación y el dolor al mismo tiempo. Debes hacerlo mínimo por espacio de dos días seguidos.

Por último, puedes hacer compresas tibias de jengibre. Ya que esta raíz también posee propiedades que sirven para que baje la inflamación y el dolor en las articulaciones afectadas con bursitis. Solo tienes que rayar jengibre, ponerlo en una gasa y seguidamente vas a sumergir dicha gasa en agua caliente. La dejas enfriar solo un poco y la aplicas en la articulación afectada por un espacio de 20 minutos. Puedes repetir este procedimiento varias veces al día.

Temas