La salud sexual y reproductiva, se concibe como un estado de bienestar tanto físico como metal de la persona. Es un tema de vital importancia que debe ser abordado con gran premura, rigor y seriedad. Sobre todo ono. Particularmente en los países denominados subdesarrollados, donde los riesgos y la vulnerabilidad es mayor. En este caso específico, abordaremos la balanitis, su definición y síntomas. Una enfermedad, que afecta fundamentalmente a la población masculina.

¿Qué es la balanitis?

Balanitis, es el término médico frecuentemente utilizado para referirse a los procesos inflamatorios de la parte del glande o prepucio del pene. Aunque es muy poco frecuente, el término también se utiliza para referirse a la inflamación en el genital femenino, específicamente del clítoris. Otro de los términos con el cual se suele denominar esta afección, es balanopostitis. Utilizado solo, cuando la inflamación abarca el prepucio del pene.

balanitis

Causas

La balanitis o inflamación del glande, puede ser ocasionada por una infección causada ya sea por una bacteria, por una micosis o de causa viral. Aunque también puede ser ocasionada por la irritación del glande, debido al uso de jabones fuertes para el aseo de esa zona. El no enjuagar adecuadamente la zona para retirar el jabón, también es una de las causas más frecuentes. En algunos casos, puede significar secuelas de otro tipo de enfermedad inflamatoria o dermatológica. Como es el caso de la artritis reactiva, o el trastorno liquen escleroartrófico.

balanitis

En muchas oportunidades, la causa de la balanitis se debe a la falta de higiene y aireación del pene. Lo cual ocasiona, la acumulación de la secreción esmegmática. Generando como consecuencia, que se produzca la inflamación y edema en el pene. En los pacientes con padecimiento de diabetes, la balanitis puede suceder por la falta de cuidado y tratamiento de este trastorno. La esclerosis o adherencia en el prepucio y la hipersensibilidad o trauma postcoital, son otras causas de la aparición de esta patología.

¿Cuáles son los síntomas y cómo reconocerla?

Para determinar un diagnóstico de esta enfermedad, se requiere de la consulta de un especialista a través de la exploración física. Bien sea una biopsia, o cultivo de la secreción prepucial. Sin embargo, presentamos a continuación la sintomatología y manifestaciones más frecuentes:

  1. Fuerte enrojecimiento del glande y/o el prepucio, con presencia de escozor y dolor. Así como también, la aparición de llagas rojas en la zona del glande.
  2. Presencia de secreciones en la uretra, en ocasiones con un fuerte y desagradable olor.
  3. Ardor al momento de orinar e imposibilidad de retraer el prepucio.

¿Cómo tratarla?

La multiplicidad de agentes y fenómenos que la causan, genera el facultativo de tratamientos específicos según sea el caso por el cual sucedió la enfermedad. En el caso de que ésta proceda por infección bacteriana, se trata con el uso y aplicación de pomadas como el terrasil y otros tratamientos sistémicos. Si su presencia sucede con frecuencia o por el caso de una fimosis o una para-fimosis, se recomienda la circuncisión. Finalmente, se recalca que la mejor manera de prevenir la balanitis, es llevar y practicar los buenos hábitos de higiene.

balanitis