Conocer cuáles son las propiedades del amaranto, resultará beneficioso para tu salud. Razón por la cual, si quieres que tu organismo funcione bien y de manera natural. Entonces debes alimentarlo con lo mejor, y las semillas de amaranto sirven para este fin. Además, aportan a tu organismo muchos elementos los cuales te brindarán mucha energía y bienestar. Sigue leyendo el presente artículo para que puedas descubrir sus propiedades.

¿Cuáles son las propiedades del amaranto?

El amaranto, ha sido considerado como uno de los vegetales con mayor potencial alimenticio para toda la humanidad. Ya que es muy rico en proteínas, minerales y demás elementos, y que aporta nutrición y bienestar a tu organismo. Cabe destacar que estas semillas son muy resistentes a los períodos de sequía. Por lo que su rendimiento en el campo es superior.

El amaranto es poseedor de muchas proteínas

Es una semilla que contiene muchos aminoácidos. Estos aminoácidos son claves para obtener y aumentar las proteínas vegetales. Además, facilita la obtención de muchos otros nutrientes. Con respecto a las proteínas, el amaranto provee más proteína que el arroz integral y el trigo. Con estos valores, todos los aminoácidos esenciales que contienen estas semillas, son fácilmente asimilados.

Puedes obtener energía sin gluten

El amaranto es muy rico en carbohidratos, por lo que, si lo comes, obtendrás energía instantánea. Estos carbohidratos se encuentran en su mayoría en forma d almidón. A diferencia de otros cereales y alimentos parecidos, el amaranto no contiene gluten. Por lo que es beneficiosos para las personas que son intolerantes a este elemento.

Propiedades del amaranto

Propiedades del amaranto

Es muy rico en fibra

Como sabemos, los alimentos con alto contenido de fibra permiten que tu digestión sea fácil. Además, previenen el estreñimiento y problemas asociados con el tracto intestinal. El amaranto es rico en fibra, más que otros cereales. Lo que va a contribuir a que ya no sufras de estos problemas. Además, normaliza tu flora intestinal, por lo que reducirá los episodios de indigestión.

Posee un alto contenido de minerales

Entre los minerales que se pueden encontrar en estas semillas tenemos: el selenio, zinc, calcio, hierro y magnesio. Por lo que, si consumes amaranto, tus huesos serán más fuertes y tu sistema inmunológico se verá fortalecido.

Contiene una sustancia llamada “escualeno”

Este elemento es un tipo de grasa natural que se extraía del hígado del tiburón, de ahí su nombre. Esta grasa tiene efectos beneficiosos para nuestra piel, además, ayuda a los intestinos y fortalece el sistema circulatorio. También, se dice que posee propiedades anticancerígenas. Estas semillas poseen este elemento de manera abundante.

¿Cuáles son los beneficios del amaranto?

La composición de estas semillas es, sin duda, incomparable. Tiene muchas proteínas y minerales que simplemente mejorarán tu salud en general. Por lo que, si la consumes, estarás dándole a tu organismo todo lo que necesita para que funcione mejor.

Ayuda a mejorar el rendimiento físico y mental

El amaranto es muy recomendable para las personas que hacen mucho ejercicio. O en su defecto, las personas que hacen un gran desgaste físico diariamente. También, es muy recomendable para mejorar las capacidades mentales e intelectuales de quienes están estudiando. Como no contiene muchos azúcares, se recomienda su ingesta para mejorar las capacidades cerebrales. Ya que, la poca glucosa que contiene, es buena para las neuronas.

Reduce los problemas relacionados con el corazón

Ayudan a regular el colesterol, por lo que, si consumes amaranto, estos niveles los tendrás siempre en su rango normal. Las grasas y los carbohidratos que contiene esta semilla son todos de origen vegetal, por lo que tu corazón se verá beneficiado del consumo de este alimento.

Propiedades del amaranto

Propiedades del amaranto

Fortalece tus huesos

Por su alto contenido de calcio, ayuda a prevenir la osteoporosis. También, ayudará a que tengas huesos más fuertes y sanos. El magnesio y el fósforo que contiene el amaranto también contribuirá a que tu sistema óseo se fortalezca y resista muy bien ante las enfermedades.

¿Cómo comer el amaranto?

Se puede considerar como un cereal. Puedes consumirlo germinado, en harina, tostado, hervido, o inflado. Estas semillas las puedes combinar tanto en platos salados, como en platos dulces. Su sabor es intenso, pero muy deliciosos, por lo que es mejor combinarlo con otros alimentos. Recetas para prepararlo, no te van a faltar.

Temas